AMAZONIA VÍCTIMA DEL HOMO ECONOMICUS

HomoEconomicus

A las millones de hectáreas incendiadas en la Amazonia, se suman las incuantificables víctimas, animales y vegetales, que perecen ante el fuego y los no pocos pueblos ancestrales que huyen de las llamas. Más esa difundida realidad, esconde a los verdaderos responsables de esta catástrofe ecológica.

Detrás de las quemas de bosques y la deforestación existen poderosos intereses vinculados a las actividades agroexportadoras, mineras, gasíferas y petroleras. Pero también está la negligencia y hasta la complicidad de varios Estados que, a nombre de promover el desarrollo, flexibilizaron sus políticas ambientales.

Dicha flexibilización se refleja en los escasos controles a las prácticas productivas que deterioran la naturaleza, además se expresan en las adjudicaciones y concesiones de extensos territorios, que entregaron los gobiernos para el beneficio de monopolios y transnacionales.

Esta lógica capitalista del actual progreso está guiada por la racionalidad del homo economicus (ser humano económico) que pretende naturalizar la primacía de la ganancia individual, sustentada en escasos esfuerzos, por sobre el bienestar colectivo y el del propio planeta.

Esa es la causa original de la depredación de la naturaleza, pero además es el fundamento teórico de la corrupción generalizada, de la acumulación de las riquezas en pocas manos, de la sobreexplotación laboral, de la precarización de la vida, etc.

Los incendios de los bosques amazónicos no son sólo obra del presidente de Brasil, son consecuencia de la imposición de un caótico sistema que es adoptado por un fascista como Bolsonaro, por un desarrollista como Evo o por un neoliberal como Vizcarra. En fin, todos esos modelos de gobierno garantizan la vigencia del capitalismo, el reinado del homo economicus y la continuidad de la crisis ambiental.

Si siguen mandando los cuantiosos intereses económicos de los países imperialistas y de las poderosas corporaciones la Amazonia y el planeta se destruirán. Si los pueblos no transforman las relaciones de poder, la continuidad de la especie humana está en riesgo.

 

Francisco Escandón Guevara

Email:               fcoescandog@gmail.com

fescandonguevara@yahoo.com

Blog:                 fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:            @PanchoEscandon

Facebook:        https://www.facebook.com/francisco.escandonguevara

 

 

CIEN DÍAS

100

La dispersión de los resultados en el último proceso electoral sorprendió a más de uno, pues ninguna fuerza política logró alcanzar una hegemonía nacional. En esos comicios fueron derrotados los viejos caudillos y la apuesta por el cambio predominó entre los votantes.

Además los resultados determinaron que cada consejo provincial y municipal, cada junta parroquial,  estén constituidos por una diversidad de fuerzas políticas, dando al traste con los objetivos bipartidistas del sistema electoral.

Han pasado los primeros cien días de esos gobiernos autónomos descentralizados y, más allá de las ejecutorias, se perfilan las verdaderas orientaciones políticas con el que se sellarán sus quehaceres. De tal forma que están prefabricados los aciertos y desaciertos de los nuevos gobernantes, las políticas públicas reflejarán sus ideologías y a partir de ellas las prioridades de las administraciones.

Lo común en este período son las quejas por los problemas financieros heredados en las instituciones (deudas por pagar a acreedores y por cobrar especialmente al gobierno, excesivo gasto corriente, gastos injustificados, etc.) que mereció casi una unánime voluntad de austeridad.

Pero además, estos primeros cien días, dejan entrever decisiones que no pueden ser endosadas a sus antecesores, en especial el intento de gobernabilidad, que exige la conformación de mayorías con varias fuerzas políticas, y la relación que cada administración asume con respecto al régimen de Moreno.

Derivadas de ellas, no fueron pocos los tropezones cometidos por algunos gobernantes; en particular las elecciones de las vicealcaldías sin paridad de género, la conformación de sus equipos para la administración, las contradicciones entre los discursos de campaña y la práctica concreta, etc., han significado que prematuramente algunos de los electos acumulen más rechazo que apoyo.

Atrás quedaron las promesas electorales, es hora de la real politik que diferencia la demagogia de lo concreto. En adelante los presupuestos revelarán las prioridades de los gobiernos locales, la recaudación de impuestos relatará para quienes se gobierna, mientras que la ejecución de obras será una exigencia constante del pueblo.

 

Francisco Escandón Guevara

Email:               fcoescandog@gmail.com

fescandonguevara@yahoo.com

Blog:                 fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:            @PanchoEscandon

Facebook:        https://www.facebook.com/francisco.escandonguevara

40 AÑOS DE DEMOCRACIA

40AñosArañas

Se cumplen cuarenta años desde el retorno a la democracia inaugurada por el gobierno de Roldós. A éste le precedió una dictadura militar y le sucedió otros trece presidentes, de los cuales sólo cuatro completaron su mandato presidencial, tres fueron derrocados y sólo el correísmo logró dos reelecciones consecutivas para gobernar por más de diez años.

Tal pareciera, entonces, que la ingobernabilidad fue el elemento característico en este período, más las continuas crisis institucionales reflejan los intereses de los monopolios.

El poder político se mantuvo en manos de las oligarquías, entre los empresarios neoliberales y los populismos de derecha, que construyeron una institucionalidad a imagen y semejanza de los caudillos que ocuparon el sillón presidencial, manteniendo la oprobiosa figura de un presidencialismo que hasta llegó a configurarse en una autarquía (gobierno de uno).

En tanto que el otrora Congreso y hoy Asamblea Nacional generalmente fueron los cómplices de vergonzantes pactos y de disputas de los liderazgos criollos, de cenicerazos y trompones, de coimas y diezmos, de leyes antipopulares que legalizaron los intereses de los grupos de poder. Mientras los órganos de justicia y control perpetuaron la impunidad de la prepotencia y la corrupción.

Esa radiografía de la pseudo democracia contrasta con los diversos momentos de movilización y unidad del pueblo ecuatoriano que resistió y luchó, en distintos niveles, contra las políticas de los gobernantes.

Más la acción popular no fue suficiente para cambiar la naturaleza de la sociedad, sin embargo es experiencia para alguna vez lograr transformarlo todo, en especial el régimen de economía primaria (basada en la actividad petrolera, minera y de agroexportación) responsable del carácter precario de la infraestructura productiva capitalista y de la dependencia del tutelaje norteamericano-chino.

Estas cuatro décadas no representan el gobierno ni los intereses del pueblo, son sólo una expresión de una democracia fallida. Es hora que el pueblo tome el poder, esa es la alternativa.

 

Francisco Escandón Guevara

Email:               fcoescandog@gmail.com

fescandonguevara@yahoo.com

Blog:                 fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:            @PanchoEscandon

Facebook:        https://www.facebook.com/francisco.escandonguevara

 

LOS JUBILADOS

JUBILADOS

Un poco antes de que el Consenso de Washington (1989) emitiera su decálogo neoliberal, ya la clase dirigente del Estado burgués buscó flexibilizar la actividad productiva para concentrar más la riqueza social en pocas manos.

Desde entonces, dicha flexibilización busca un conjunto de reformas legales que no sólo pretenden precarizar las nuevas formas de contratación laboral y el mismo trabajo, sino también los despidos y hasta la jubilación de los trabajadores. Esa es la lógica de los gobiernos de Alianza País, de Correa y de Moreno, aunque el primero maquilló su práctica política con un falso discurso.

Dicha precarización se refleja en la situación de incertidumbre en la que se encuentran miles de servidores públicos, que por más de una década laboran como contratados o con nombramientos provisionales, sin garantías de estabilidad. Además está presente en el incumplimiento de pago del incentivo monetario a 22.000 maestros jubilados, perjudicados por cerca de $350 millones.

Esa deuda acumulada es el resultado de al menos diez años de perversidad capitalista. Por ello los docentes retirados no asumen que el gobierno les pague en bonos y que los banqueros se enriquezcan comprando esos papeles, de deuda estatal, por menos del 50% de su valor nominal.

Los jubilados demandan del Estado sus incentivos en efectivo, por eso su huelga de hambre arriba al día quince y continúa, aunque esté en riesgo la integridad física de los participantes.

Para resolver la controversia el gobierno insiste en el pago mediante bonos y hasta propuso incrementar impuestos al pueblo para cubrir su irresponsabilidad, pero la negativa de los educadores se eleva a una clase magistral de dignidad.

Así es la calidad humana de los maestros que defienden sus intereses sin afectar al pueblo. Tan distinta a la del ministro, empresario, Richard Martínez y la del propio presidente Moreno que prefieren pactar con el FMI e incluso perdonar las deudas a los monopolios morosos.

El gobierno juega con fuego y está cavando su propia tumba.

 

 

Francisco Escandón Guevara

Email:                     fcoescandog@gmail.com

fescandonguevara@yahoo.com

Blog:                       fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:                  @PanchoEscandon

Facebook:               https://www.facebook.com/francisco.escandonguevara

MINERÍA: OTRO MITO DEL DESARROLLO

MitoMinero.png

La acumulación originaria de capital es el resultado del despojo. Las grandes economías, de la actualidad, se constituyeron luego de saquear especialmente los metales preciosos de los territorios colonizados.

Con el desarrollo del capitalismo, Latinoamérica se transformó en complemento de los países imperialistas, pues la demanda agrícola, ganadera y minera del mundo industrializado fue abastecida por los países periféricos. Esa división internacional del trabajo dedicó a unos países a exportar bienes de consumo y a otros bienes de capital.

La economía dependiente del Ecuador es exportadora de bienes de consumo (cacao, banano, minerales, hidrocarburos) que no han permitido alcanzar el progreso prometido por las clases gobernantes, los discursos del desarrollo en la dictadura militar, a propósito de la explotación de crudo hacia 1970, testimonian esa realidad.

Cuarenta años después la prosperidad post petrolera no existe, pero la promesa de progreso perdura en la agenda de los gobiernos, que ahora le apuestan a la minería a gran escala para resolver la crisis fiscal del país.

Tal como ocurrió con el petróleo, los gobiernos concesionaron yacimientos mineros metálicos para usufructo de las transnacionales. Las adjudicaciones corresponden a miles de hectáreas entregadas a espaldas del pueblo, a cambio de una participación en las regalías en un porcentaje no mayor al 8% sobre la venta del mineral principal y los secundarios.

Es evidente, la opulencia está en manos de los monopolios y de altos funcionarios del Estado burgués, mientras a la naturaleza se la depreda y los pueblos siguen pobres.

Es necesaria una auditoría para conocer los territorios concesionados y contratos firmados, pero urge también la consulta popular que decida sobre la autorización o no de actividades de la minería metálica a gran escala.

Quienes se oponen a este ejercicio democrático, seguramente son aquellos que usan argumentos tangenciales financiados por las transnacionales o presionados por el gobierno.

No teman preguntar al soberano: el pueblo.

 

Francisco Escandón Guevara

Email:                     fcoescandog@gmail.com

fescandonguevara@yahoo.com

Blog:                       fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:                  @PanchoEscandon

Facebook:               https://www.facebook.com/francisco.escandonguevara