SOLIDARIDAD SIN PAQUETAZO

Días después del drama humano que vivió el Ecuador, resultante del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter, el gobierno anunció una serie de medidas económicas que reavivaron la confrontación política en medio de llamados a una tregua temporal por la solidaridad.

Diapositiva1

El presidente Correa, a través de una cadena nacional, justificó el paquetazo económico inscrito en la Ley de Solidaridad y Correspondencia Ciudadana por las afecciones del Terremoto argumentando que “los problemas colectivos, no se resuelven con acciones espontáneas temporales o con mayor generosidad de unos u otros” (Durán, 2016). Para el gobierno la acción colectiva es una nueva reforma tributaria que se suma a las 12 aprobadas en los años que llevamos de correísmo.

A continuación unas breves reflexiones de algunas medidas del paquetazo:

  1. El incremento del IVA del 12 al 14% es un golpe a la endeble economía de los hogares de los trabajadores y las clases más populares; es un impuesto indirecto que grava por igual el consumo de todos los ecuatorianos y se caracteriza por ser inequitativo y regresivo, pues no diferencia el cobro a quien más tenga con respecto a los desposeídos. Por eso, es que a nombre de la solidaridad, no puede usarse un rasero igualitarista en que se determine un mismo tributo a los pobres y trabajadores o a los grandes grupos económicos.

Una correcta política impositiva elevaría el Impuesto a la Renta que grava los ingresos directos, en estricta relación con el principio de progresividad de quien más gana más paga. Así serían las viejas y nuevas familias peluconas, las mimadas transnacionales chinas y otras extranjeras quienes aportarían con más recursos para la reconstrucción del país.

Esto no ocurre porque esos monopolios, beneficiados del modelo económico correísta, vienen aportando sólo el 10% de la masa total de impuestos en el país. “Al fin de cuentas, el 90% de los recursos tributarios provienen del bolsillo de la gente, lo cual refleja que nos… convertimos en una nación de tributos.” (Villavicencio, 2015). He ahí las injusticias.

Vale enfatizar además, que la eminente elevación del IVA significará la reducción de la capacidad de compra de los salarios de los trabajadores que ya fue afectada por más impuestos, salvaguardias y una serie de políticas restrictivas de los derechos laborales.

  1. El cobro del 0,9% al patrimonio de las personas naturales con más de un millón de dólares debería extenderse a las personas jurídicas; pues los bancos, los grandes comercios e industrias son registradas como corporaciones, empresas, sociedades y compañías. Basta recordar que los ingresos brutos, entre los años 2008 y 2012, de las trece principales personas jurídicas suman $61.992,01millones (Villavicencio, 2015). Sin embargo, esos patrimonios que no pertenecen a personas naturales, según la Ley enviada por el gobierno, están exentas de tributar para la reconstrucción del país.
  1. La venta de activos públicos nos permite suponer un solapado proceso de privatizaciones propio de la larga noche neoliberal. ¿Qué venderá el correísmo: los aviones presidenciales, los canales de televisión incautados, los malogrados helicópteros Dhruv, los elefantes blancos como UNASUR ó las hidroeléctricas, los proyectos multipropósitos, los campos petroleros, los yacimientos mineros, etc.?

Las transnacionales y monopolios se preparan para el banquete principal en el que devorarán las empresas estratégicas que venderá el gobierno. La entrada de dicha comilona fue servida en la Ley de Incentivos para Asociaciones Público-Privadas y la Inversión Extranjera que también festina una parte de nuestro patrimonio (esa norma perdona y exonera impuestos a inversionistas que expolian la riqueza del país). El retorno al neoliberalismo no es ocasional, es una decisión adoptada por el régimen hace tiempo atrás.

Como alternativa a este ortodoxo pensamiento privatizador debemos insistir en vender lo suntuario, más no lo necesario, ya que la posible enajenación de áreas estratégicas del Estado significaría un retroceso a la soberanía económica del país.

  1. Aunque hasta ahora Correa no pronuncia a qué sector (empresarios o trabajadores) se reducirá las utilidades en 3%, pero su praxis social nos hace temer que los afectados serán aquellos que ya fueron limitados, con la Ley de Justicia Laboral, en sus utilidades: los trabajadores. ¿No sería más equitativo gravar el 85% de utilidades que se apropian los empresarios, las utilidades de los que más ganan?

Sin duda que esta serie de políticas demuestran para que clase social gobierna el correísmo.

En síntesis, el régimen pretende continuar descargando el peso de la crisis económica (de la recesión) y ahora de la catástrofe natural sobre los hombros de los trabajadores. El paquetazo demuestra que ante cualquier contingencia el gobierno mira en los bolsillos de las familias empobrecidas la solución, incluso evocando valores como la solidaridad.

Con estos impuestos nuevamente se afecta a la economía popular, mientras los grandes grupos económicos lucrarán con la reconstrucción de las zonas afectadas para incrementar sus obesos bolsillos.

La peor tragedia de los últimos 67 años del Ecuador pretende ser resuelta desde el poder, a través de una vacía solidaridad que supuestamente trasciende ideologías. Desde su criterio, la solidaridad es un valor universal que rebasa cualquier condición social, étnica, de género, etc. Aunque la realidad demuestra lo contrario, la existencia de diferencias prácticas objetivas, pues desde los trabajadores, la juventud y los pueblos existe una acción generalizada por recolección de víveres y vituallas para los damnificados desde el anonimato; mientras que la propagandizada solidaridad equivalente a caridad de la oligarquía es mínima (en relación a su ingente acumulación de riquezas) y la solidaridad estatal se traduce en impuestos para el pueblo y amenazas de prisión a quienes lloran sus muertos.

 

Bibliografía

Villavicencio, F. (2015). El Egonomista (Primera ed.). (Focus, Ed.) Quito, Pichincha, Ecuador.

Durán, A. (20 de Abirl de 2016). El Ciudadano, Medio Oficial de la Revolución Ciudadana. Recuperado < 23 de Abril de 2016, de El Ciudadano: http://www.elciudadano.gob.ec/el-presidente-anuncia-medidas-para-enfrentar-las-secuelas-del-terremoto/

 

Lcdo. Francisco Escandón Guevara

Email:        fescandonguevara@yahoo.com

fcoescandong@gmail.com

Facebook: francisco.escandonguevara@facebook.com

Blog:           fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:     @PanchoEscandon

Anuncios

LA MALA LECHE DEL CORREÍSMO

En tiempos de crisis, no reconocida por el gobierno nacional, es cuando se puede volver a cuestionar la veracidad del propagandizado cambio de la matriz productiva. El discurso del correísmo hace aguas una vez que se c12919323_854675591309496_1305227880_o.pngontrasta con la realidad, allí por ejemplo: las enormes dificultades que atraviesan los pequeños y medianos productores de leche.

En la sierra ecuatoriana, especialmente, se vive un complejo proceso de abandono de las actividades agrícolas debido a la carencia de políticas públicas concernientes a: crédito barato, asistencia técnica estatal, distribución antimonopólicas de tierras y aguas para la producción, semillas e insumos caros, inexistencia de cadenas de comercialización que aseguren el pago de precios justos; etc. Ello influye en los flujos continuos de emigración desde el campo a la ciudad, el creciente desempleo, subempleo o empleo inadecuado; pero además en el reemplazo de la actividad agrícola por la ganadera bovina.

Esa sustitución de actividades productivas tiene un potencial riesgo relacionado a la ampliación de la frontera ganadera, la afección a páramos y fuentes de agua, el agotamiento y erosión de tierras cultivables, la subutilización de mano de obra campesina. La producción pecuaria vinculadas a la leche, sobretodo de las pequeñas unidades productivas, son desarrolladas por niños, adolescentes y mujeres; mientras que los hombres migraron a las grandes ciudades y deambulan generalmente en busca de trabajo ocasional.

La situación de crisis de los campesinos es tal que el régimen acusa a una aparente sobreproducción de leche y exceso de oferta para justificar el incumplimiento del precio oficial de $0,42 y la desvalorización del producto que llega a venderse incluso a menos de $0,15 el litro. Esa razón es determinante para que se prefiera destruir la producción (se opta por botar la leche) que entregarla a intermediarios y grandes procesadoras, pues ello implica prolongar el período de bajos precios que, en determinadas provincias del país, lleva hasta más de un año esta situación.

En realidad no existe superproducción como afirma el régimen, el mentado bache económico como califica Correa a los agudos problemas económicos recesivos que atraviesa el país descargada en los hombros y bolsillos de los trabajadores del campo y la ciudad está afectando la capacidad adquisitiva de los salarios y de ello se infiere que la población está consumiendo menos leche, aspecto que afecta a la nutrición y a la dieta diaria de los ecuatorianos.

La producción de leche diaria en el Ecuador se aproxima a los 6millones de litros, mismos que en correspondencia con la población proyectada del país representarían sólo un 0,375 litros por persona. El consumo de los productos lácteos… en Ecuador apenas alcanza a 110 litros de leche por persona por año, lo cual es bajo, en comparación con otros países como Uruguay, con un consumo de 270 litros por persona, o Argentina, con un consumo de 220 litros por persona.” (El Productor. El periódico del campo, 2015)

Más allá de estas comparaciones con otros países alrededor de la ingesta de leche y sus derivados, preocupa la opinión de algunos profesionales que recomiendan el consumo diferenciado de calcio sujeto a las etapas de desarrollo del ser humano, que fácilmente superan el litro diario por persona para evitar enfermedades posteriores vinculadas a la osteoporosis. (Chambi Gutiérrez, 2014)

De lo expuesto queda claro que existe una marcada distancia entre el consumo real y el recomendado de productos lácteos. De cumplir fielmente las sugerencias de los expertos nutricionistas, el Ecuador debería aumentar la producción de leche de 6 a 16millones de litros diarios; con lo cual la tesis del correísmo de la superproducción es evidentemente incorrecta y oculta otros problemas como desnutrición, además de falta de capacidad adquisitiva de los salarios de los trabajadores.

Mientras se desarrolla y prolonga la crisis de los campesinos, de los pequeños y medianos productores, el gobierno se precia de haber transformado la matriz productiva y diseña políticas para favorecer a los grandes industriales que son beneficiarios monopólicos de los cuestionados programas de desayuno escolar y de nutrición.

Es que el correísmo apuesta por su vinculación con los grupos económicos de poder y las transnacionales, más allá de sus declaraciones públicas que reivindican a los pobres y la izquierda, basta observar las ganancias alcanzadas por los industriales de la leche y sus derivados[1], mientras que los productores campesinos ni siquiera reciben el pago del precio oficial.

Las razones de la caída de los precios, adicionales a la pérdida de capacidad adquisitiva de los salarios con los que viven las familias ecuatorianas, tienen relación con:

  1. El ingreso irregular de leche desde Colombia y Perú por las fronteras, el contrabando como sucede también con otros productos.
  2. La amenaza de la pronta vigencia del acuerdo comercial con la Unión Europea (Tratado de Libre Comercio) que expresa un aperturismo neoliberal del correísmo. La experiencia de nuestros vecinos que tienen TLC`s semejantes desde el 2012 con el viejo continente verifican que gracias a los subsidios para el sector lechero en Europa, representarían entre $1200 y $2000millones, los sectores campesinos de esos países sudamericanos son los grandes perdedores. Las negociaciones definitivas llevadas adelante por el correísmo con la Unión Europea permitirá la importación de 400 toneladas de leche en polvo cada año.” (Cueva, 2014)
  3. La permisividad estatal que fomenta la creación de un oligopolio[2] en la industria de lácteos. Son inexistentes las políticas públicas productivas que beneficien a los pequeños-medianos campesinos en este sector y fomentar el pago de precios justos: escasean los centros de acopio públicos, la industrialización de la producción láctea estatal, cadenas de comercialización masiva; etc.

Y es que la relación del correísmo con los industriales oligopólicos de lácteos es de larga data, basta con recordar que a mediados del año 2013, en la provincia del Cañar, la Asamblea Nacional de mayoría oficialista condecoró con la presea “Dr. Vicente Rocafuerte” al mérito social y empresarial, al empresario Alejandrino Moncayo Alvarado, principal de la Industria Lácteos San Antonio y pariente sanguíneo de la asambleísta del partido de gobierno Rosana Alvarado (actual sumisa y obediente vicepresidenta del Parlamento ecuatoriano).

La mentada empresa es una a las que se denuncia por incumplir el pago por el precio oficial, pues “los pequeños productores de leche sostienen que se les ha llegado a pagar entre USD 0.10 y USD 0.15 por cada litro” (PlanV, 2016); a pesar de ser parte de las industrias beneficiarias de los contratos con el Estado. Por lo tanto, ni cambio de matriz productiva, ni gobierno de los trabajadores y los pobres; es claro que se trata de un gobierno de los grandes industriales, los monopolios y las transnacionales.

 

Bibliografía

El Productor. El periódico del campo. (11 de Junio de 2015). Recuperado el 26 de Marzo de 2016, de Sitio web de El Productor. El periódico del campo: http://elproductor.com/author/deisycrear/

Chambi Gutiérrez, R. M. (2014). Osteoporosis Y Alimentación. Revista de Actualización Clínica Investiga , 42, 2204-2207.

Cueva, D. (05 de Noviembre de 2014). Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Recuperado el 26 de Marzo de 2016, de http://www.puce.edu.ec: http://www.puce.edu.ec/economia/efi/index.php/economia-internacional/14-competitividad/198-acuerdo-comercial-ecuador-union-europea

PlanV, R. (21 de Marzo de 2016). PlanV. Recuperado el 25 de Marzo de 2016, de PlanV: http://www.planv.com.ec/historias/sociedad/ingredientes-la-crisis-la-leche-que-afecta-al-campo

 

 

[1] Entre las 500 Mayores Empresas del Ecuador publicado por Revista Vistazo, las empresas de lácteos que forman parten del ranking se sitúan las siguientes:

Posición

Ranking

Nombre de la

Compañía

Ciudad Ingresos 2013

(millones USD.)

Ingresos 2014

(millones USD.)

97 Industrias Lácteas Toni Guayaquil 158,89 167,03
199 Lácteos San Antonio Cañar 83,92 89,39
240 Alpina Productos Alimenticios Quito 71,82 74,25
273 Empresa Pasteurizadora Quito Quito 58,05 68,4

[2] Oligopolio: es una situación del mercado en la que un reducido grupo de empresarios concentran y controlan las ventas de un producto determinado a manera de monopolios.

 

 

Lcdo. Francisco Escandón Guevara

Email:        fescandonguevara@yahoo.com

fcoescandong@gmail.com

Blog:           fescandonguevara.wordpress.com

Twitter:      @PanchoEscandon

Facebook:
francisco.escandonguevara@facebook.com